Historia

Extremeño de nacimiento, José Manuel Moñino siempre ha estado ligado al mundo del cerdo ibérico. Su padre, apodado “Guarros Vendo”, era tratante de ganado en Fuente de Cantos, su pueblo natal.

José Manuel, que había vívido desde que nació todo el conocimiento de su padre, se trasladó a Sevilla con tan sólo 15 años y gracias a su mentalidad emprendedora pronto creó una sociedad dedicada a la distribución de productos ibéricos.

Después de esta experiencia, y tras ser el responsable del producto en todo momento, en 1995 decidió establecerse con su propia empresa en Dos Hermanas (Sevilla), nace así Jamones Moñino, primeramente dedicado a la venta al por mayor, y poco después al menor gracias a la gran aceptación del público en general.

Historia